jueves, 2 de septiembre de 2010

Canción de Hielo y Fuego: Festín de Cuervos

Ya está. He pasado la última página del último libro y ahora soy un poco más libre. He devorado los 4 tomos de la Canción con un hambre que no recordaba desde la Fundación y eso me llena de gozo. Ha sido un viaje turbulento, genial y adictivo que, por fortuna, no ha llegado a su fin, sólo se trata de una parada en el camino. Como con algunas series, he recorrido todo el camino que tenía por delante a toda prisa, a menudo sin fijarme en los paisajes y los detalles para mi deshonra, y ahora toca ponerse al paso, al ritmo que marque el autor. Si los vientos me son favorables, a mí y a varios millones de personas que esperan como yo, pronto tendremos en nuestras manos "A Dance with Dragons" que espero sea aún más gordo que los anteriores libros pues eso implica más disfrute para mí.
Ayer se cruzó por mi cabeza un terrorífico pensamiento: ¿Y si R. R. Martin no acaba la saga? Eso sería terrible y en parte será verdad pues para mí, la Canción podría no acabar jamás. En un mundo revuelto como Westeros, cuando acaben las historias de nuestros protagonistas, quisiera que me contaran las de sus descendientes. Pero eso no será así, toda historia tiene un final, está en su naturaleza, y sólo podemos esperar que el gran George tenga a punto el siguiente libro lo antes posible y así, los siguientes después de ese.

1 comentario:

  1. igual que tú, acabo de terminarla y ahora a sufrir la espera

    ResponderEliminar

Y tú opinas que...