lunes, 20 de diciembre de 2010

Vacaciones de Invierno

Creo que en cuanto crecí un poco perdí cualquier ilusión por la Navidad y así, cada año, desde hace un tiempo, aprovecho para escaparme unos días. Así pues, éste es el último post del año pues hasta el día 8 de enero (aprox.) no creo que retome mi querido blog. Disfrutad de la abundancia de comida, de las reuniones que os apetezcan, de las fiestas a las que acudáis y de los regalos que os puedan hacer. Mientras tanto, de un modo muy distinto, yo trataré de hacer lo mismo. ¡A pasarlo bien!

domingo, 19 de diciembre de 2010

Going Postal: la adaptación más seria

Ayer tuve ocasión de disfrutar de la tercera adaptación de una novela de Terry Pratchet para la televisión británica: Going Postal. Se trata de una película de tres horas partida en dos y que cuenta la historia de cómo Moist von Lipwig, estafador empedernido, se reconvierte en el "honesto" jefe de la recientemente reabierta Oficina de Correos. Como sucede en cada una de las obras de Pratchett, el tema principal de esta historia es el amor por la cartas de antes y la competencia empresarial. Ambos temas aparecen constantemente con especiales menciones al markéting y a ciertos eslógans que los empresarios usan pero el público jamás debería conocer.
Going Postal es una entretenida historia con su ración de crítica, aventuras e incluso sus dosis de terror. Lo que he echado más en falta es el humor. Quizá Going Postal sea una de esas novelas de Pratchett en las que el humor no abunda tanto o quizá, el humor de Terry en esta novela sea demasiado difícil de adaptar o aún más quizá, los productores pensaron que la comedia iba a diluir la épica de la historia. En cualquier caso, no solté muchas carcajadas viendo esta adaptación aunque el tiempo de visionado se pasó rápido y se trata de una película entretenida.
Al final, me alegro que los británicos se atrevan a adaptar las historias de uno de sus mejores escritores desde Shakespeare y espero que esta tendencia siga creciendo y creciendo al igual que sus presupuestos y su calidad. Larga Vida al Rey de La Sabia Carcajada.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Relatos Extraños 1: Versiones bizarras


El cómic de hoy es una mezcla entre experimento artístico e inteligente treta comercial. Relatos Extraños es el título que los jefazos Marvel han puesto a una compilación de breves cómics protagonizados por personajes Marvel de toda la vida pero escritos y dibujados por artistas de cómic de corte independiente como Peter Bagge, Jeffrey Brown o Jason.
Relatos Extraños es un cómic curioso y divertido con el que me he reído mucho en ciertos momentos pero a la vez, es un cómic que podría haber sido mucho más de lo que es. La mayoría de historias ocupan un par de miserables páginas y rayan el absurdo. ¿Acaso todos los autores independientes hacen comedia escatológica y absurda?
Ojo, no todas las historias son así pues algunos autores se atreven a hacer algo más serio como la historia de Rondador Nocturno y Hombre Molécula de Paul Hornscheimer (una de mis preferidas) o más experimental como el incomprensible cómic de Chris Chua.
En definitiva, Relatos Extraños es un cómic extraño, una rareza que a muchos Marvel Zombies querrán tener pero a la que se le podría haber exprimido mucho más jugo.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Mis Historias: Artefacto

Bueno, esta historia no es sólo mía. Como suele suceder, este cortometraje es obra de mucha gente pero me atrevo a decir que principalmente es de Cartxo, el director, y mía, el guionista. Siguiendo el link del vídeo podéis ver un par de making off's que muestran a casi todos los que estuvieron involucrados en el proyecto y a los que quiero agradecer su esfuerzo. Por desgracia, esta historia no es todo lo que podría haber sido; aún así, espero que la disfrutéis.


ARTEFACTO from Turanga Films on Vimeo.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un Dios Entre Nosotros: Una vuelta bien dada de tuerca

Un Dios Entre Nosotros es un cómic publicado por Norma Editorial que procura dar otra vuelta de tuerca al más que manido tema de los superhéroes y, a diferencia de lo que estamos acostumbrados a ver, éste cómic lo consigue.
Cuenta la historia de Eric Foster, un tipo normal y corriente con su familia y amigos que un día recibe unos poderes increíbles en la línea de Súperman. Por culpa de estos poderes y lo que le hacen sentir, la antigua personalidad de Eric se va desvaneciendo a medida que su humanidad se diluye. Tras unos primeros pasos como héroe, Eric acaba por convertirse en un terrible y sanguinaria psicópata con ínfulas divinas.
La trama en sí no es extremadamente original pues muchos otros autores ya han tratado este tema pero John Arcudi, guionista, consigue hacerla real y muy cercana. Los diálogos son naturales y las reacciones verdaderas. Uno de los mayores éxitos de esta historia reside en su habilidad para convertir a las víctimas colaterales en seres humanos y hacerte sentir la tragedia de su muerte.
El dibujo de Peter Snejbjerg parece a primera vista demasiado simplista y caricaturesco para la historia que se está contando. Nada más alejado de la verdad, la leve exageración en algunos gestos ilustra perfectamente los sentimientos que inundan a los personajes y Peter hace un trabajo genial al representar el caos sangriento que el personaje protagonista hace caer sobre los demás.
Una cita de Mignola en la portada, me empujó a comprar este cómic sin pensarlo mucho. Un poco más tarde pensé que no había acertado mucho en la compra pues Un Dios Entre Nosotros tenía pinta de ser otra historia realista y descafeinada sobre gente con poderes. Al leerlo, me alegré de que se tratara de un cómic inteligente y interesante que cualquier aficionado puede disfrutar.

martes, 14 de diciembre de 2010

Dexter: Temporada 5

Woha. La quinta temporada de Dexter ha acabado y, tras tantos episodios, la calidad de la misma no ha disminuido un ápice. En esta ocasión, la temporada empieza justo donde acabó la anterior, con una tragedia que ninguno de nosotros, espectadores, podía anticipar. Tras la tragedia Dexter tiene que reconstruirse de nuevo y ¿qué mejor manera que usando su Pasajero Oscuro para ayudar a un alma inocente en busca de venganza y salvación?
Dexter sigue con su clásica estructura de episodios semi-autoconclusivos en los que la trama principal se retuerce para alumbrar las áreas más negras del alma de Dexter. Desde el principio, esta serie me maravilló por el arte con el que los guionistas juntan las diferentes piezas para hacer avanzar la trama en cada capítulo además de para explorar la torturada psique del protagonista. Brillante.
Aunque la finale no fue excepcional pues las tramas se cerraron un pelín demasiado rápido, tuvo grandes momentos y algunos leves y siniestros indicios de cara a la siguiente temporada.
A pesar de todo, esta temporada no ha sido la mejor puesto que el listón está puesto muy muy alto pero ha tenido grandes momentos y, como dicen en IGN, un episodio mediocre de Dexter es mejor que los mejores episodios de muchas otras series. Si eres aficionado a las series y todavía no has visto Dexter, te estás perdiendo una de las joyas de la televisión actual y, como tantas otras veces, te envidio por poder disfrutar de Dexter siendo la primera vez.
Showtime, la cadena que la emite, ya ha dado el permiso para el desarrollo de una sexta temporada que no tiene que ser la última así que una séptima temporada es más que probable. Larga vida al mejor asesino en serie de la televisión.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Northlanders: La viuda de la plaga

Hoy por hoy, Northlanders, sigue siendo uno de los buques insignia de Vertigo y en La Viuda de la Plaga, Brian Wood y Leandro Fernández mantienen alto el nivel de calidad. Este cuarto volumen de Northlanders no es excesivamente original ni rompedor pero cuenta la triste historia de un asentamiento vikingo asediado por el duro invierno y la cruel peste negra. El trabajo de Leandro es limpio, efectivo y detallista (no me gustan nada los cómics con fondos de viñeta de colores en vez de decorados); ciertamente un estilo de dibujo muy grato. Por otro lado, Wood, aunque desarrolla una historia interesante le ha faltado sólo una pizca de originalidad y frescura para conseguir engancharme de verdad. El guión no transmite con suficiente fuerza las penurias que el frío y el hambre causan en el asentamiento, no nos hace palpar la gran amenaza que se cierne sobre ellos.
La viuda de la plaga es el nuevo capítulo en la gran saga vikinga que Wood y Fernández se traen entre manos y, aunque, no es el episodio más brillante, se trata de una interesante historia sobre el dolor, el orgullo y la supervivencia.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Batman: Cacofonía, una idea poco exprimida

Cacofonía es una miniserie que yo he leído recopilada en un bonito tomo publicado por Planeta DeAgostini. La historia, gira alrededor de un villano de nuevo cuño en el Universo DC creado por Kevin Smith, sí, el director de cine, que guioniza este cómic. Por supuesto, Batman tiene un importante peso en la historia y las secuencias en las que sus conflictos y pesares toman protagonismo están muy bien hechas. El clásico diálogo con el Joker sobre la naturaleza de su relación, a pesar de haber aparecido ya en muchos cómics, está logrado.
El punto decepcionante es el villano del que hablaba, Onomatopeya. Su poder, además de ser un gran luchador, tirador, excétera... es que puede imitar los sonidos. Eso es lo que yo pensaba después de leer alguna entrevista de Kevin Smith en la que comenta que es un personaje que no puede trasladarse al cine pues las onomatopeyas escritas son parte intrínseca del cómic. En fin, yo me imaginaba que Onomatopeya iba a ser un ventriloquo capaz de imitar a la perfección cualquier sonido y eso, bien usado tenía su gracia. Por desgracia, no es así y todo lo que hace el villano es repetir los sonidos; así primero leemos la onomatopeya con grandes letras y colores y luego, en la siguiente viñeta, el malo en cuestión se limita a decir lo que acabamos de leer pero dentro de un bocadillo de diálogo.
No me malinterpretéis, la historia no está nada mal pero esperaba que se sacara más jugo al villano que, en su forma actual, no es más que otro tipo súper ágil, súper fuerte y súper rápido con dos pistolas.

viernes, 10 de diciembre de 2010

The Walking Dead: Temporada 1


La escasa primera temporada de The Walking Dead ya ha terminado. Digo escasa por corta en capítulos, no en intensidad o calidad. Antes de nada, tengo que sacarlo, en  mi opinión, el cómic es mejor que la serie. Atención, la serie es magnífica y fiel a la obra original, pero a pesar de todo, sigue llevando los lastres de la forma convencional de contar historias a las que ya estamos acostumbrados. En cambio, el cómic de Kirkman rompe con todo lo preconcebido y tiene una intensidad y realismo díficil de comparar.
Ahora que ya lo he dicho, sigamos adelante. Esta primera temporada, a pesar de tener algún momento más tópico o fuera de tono, ha cumplido con éxito la misión de trasladar a la pequeña pantalla la historia de un mundo infestado de zombis. Desde el primer momento, estaba claro que iban a haber desviaciones del cómic, tanto en forma de personajes como en tramas. Hasta el momento, de los nuevos personajes sólo dos han conseguido mantenerse a la altura de los personajes originales tan conocidos por los seguidores de los cómics. Los demás han estado un poco de fondo pero han servido para dar un poco más de trasfondo y dimensión a la época anterior a los zombis. Las nuevas tramas han corrido mejor suerte y nos han brindado un vistazo al estado de Atlanta y lo que parece ser la primera pieza de un largo puzzle sobre La Plaga en sí, un tema que Kirkman apenas ha tocado en los cómics pero que los espectadores de televisión van a disfrutar.
The Walking Dead es dura, brutal hasta la exageración en algunos momentos pero vívida a la vez. Esta primera temporada ha sido un primer tanteo y ha estado muy bien, espero de todo corazón que los guionistas, directores y productores analicen muy estos primeros 6 capítulos para que la próxima temporada, esta vez de 12 episodios, se situe a la altura de las series A+ como Deadwood, The Wire o Dos Metros Bajo Tierra.

La nueva temporada empieza hoy!

Nueva temporada por llamarlo de alguna manera. Ya vuelvo a estar en Barcelona y espero reiniciar mis artículos diarios desde hoy mismo. En esta nueva temporada, una vez haya empezado el nuevo año y me ponga a tope a buscar la manera de ganarme la vida contando historias, explicaré como me va y todo eso. Por otra parte, no voy a dejar los comentarios de todo tipo de obras (ejem) y aunque ya no me quedan muchas historias decentes, también procuraré continuar con Mis Historias, Grandes Personajes y todo lo demás. En breve, nuevo artículo sobre The Walking Dead.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Skyline: la invasión de los efectos especiales

A pesar de haber leído un par de malas criticas, como aficionado a la ciencia-ficción que soy, me he decidido a ver Skyline. Como suele pasar, no me ha parecido tan tan mala. Es cierto que es una película de Hollywood desde el inicio hasta el final en el que los personajes protagonistas son los mejores y más afortunados seres humanos de Los Angeles y dónde la gente suelta frases lapidarias en su idioma nativo antes de morir. Para mí, estos elementos clásicos no suelen decepcionarme a no ser que espere ver una gran película. En Inception, por ejemplo, sí me habrían sentado mal, pero en Skyline los esperaba pues sabía lo que iba a ver.
Skyline trata sobre una invasión alienígena que pilla a los protagonistas en un rascacielos en Los Angeles. Lo mejor de la invasión es el giro de tuerca al clásico rayo tractor de los ovnis, un rayo azul que hace levitar a la gente hacia la nave, sólo que en este caso, en vez de ir de uno en uno, la nave los captura a centenares. La historia tampoco es una genialidad, sino una sobria herramienta para llevar al espectador de escena en escena. Los personajes son planos y no tienen un arco propiamente dicho a pesar de un vano intento para ello.
La estrella en Skyline son los efectos especiales: las naves, los gigantes y los calamares estilo Matrix que usan los malos para conquistar nuestro planeta. Los efectos funcionan bien y quedan más que aprovechados en la cantidad ingente de escenas con monstruitos en pantalla.
Otra de las mejoras en relación a lo que Hollywood nos ofrece es un final un tanto extraño. Se aleja del clásico final feliz y aunque se revuelca en el amor eterno de los protagonistas, da un giro a algo inusual (aunque recuerda a District 9) y la película acaba con un final abierto, pensando quizá en una posible y seguramente deseada secuela.
En fin, Skyline es una peli de domingo por la tarde y palomitas, para entretenerse un poco y disfrutar de los biomecánicos y luminiscentes alienígenas que llegan para destruir nuestra queridísima civilización.

viernes, 3 de diciembre de 2010

La Torre Oscura: La Torre Oscura

Parece ser que hemos llegado al claro al final del camino. El último volúmen de La Torre Oscura, llamado igual que la saga al completo narra los últimos compases del gran viaje de Roland y su ka-tet. Este último libro es trágico y triste pero también es más rápido y yo lo he disfrutado muchísimo. Inevitablemente tras acabar una obra que me ha acompañado durante tantas horas nocturnas, uno siente esa dulce melancolia provocada por el adiós de tantos personajes y aventuras. También admito que me gusta esa melancolia y me place revolcarme en ella mientras recuerdo toda la larga historia de Roland así como los mejores momentos de la historia.
El final del libro y la saga no decepciona y eso, por sí solo, ya es una gran mérito. Además, como ya he dicho, parece que King sintiera la llamada de La Torre igual que la siente Roland pues a partir de mitad de libro más o menos, el ritmo se acelera de manera notable y King deja apartados esos sub-capítuos de descripción o las largas secuencias oníricas, para centrarse en el poco camino que queda por delante. Por otro lado, tras varios libros con un ritmo pausado, esa aceleración final me ha dejado un poco confundido pues hay un par de personajes cuya importancia parecía mayor de lo que finalmente es.
He leído por ahí que King está preparando un tomo más de La Torre Oscura que, a pesar de haber quedado más o menos cerrada, es una historia lo suficientemente amplia como seguir explorando algunos de sus recovecos. El supuesto título de este hipotético 8º tomo es The Wind through the Keyhole pero no tengo ni idea de si aparecerá pronto o tarde. De todas formas, no me preocupa mucho. Me he leído el grueso de la saga del tirón, me he quedado muy a gusto y aún me quedan los cómics para seguir disfrutando un poco más de las aventuras y miserias de Roland Deschain de Gilead, el último Pistolero.
Para todos los amantes de la fantasía y la ciencia-ficción esta saga es fundamental. Creo que no llega a los niveles que descubrí en Canción de Fuego y Hielo pero sigue siendo una saga muy interesante y una lectura obligada si eres aficionado a los relatos de Stephen King. Que tengais largos días y placenteras noches.

jueves, 2 de diciembre de 2010

La Torre Oscura: Nacimiento del Pistolero

Sumergido como estoy en la historia de la Torre Oscura, he decidido agenciarme también los cómics que Marvel ha estado sacando sobre la epopeya de Roland. De momento, sólo he leído las siete grapas que conforman el primer volumen de los cómics de la Torre Oscura: El Nacimiento del Pistolero. En estos siete cómics se cuenta la historia que Roland cuenta a su ka-tet en el tomo Mago y Cristal: desde el duelo con Cort y el viaje de Roland, Cuthbert y Alain hasta la triste huída de Mejis junto con el pomelo.
Este primer arco no es especialmente satisfactorio pues se dedica a contar una historia que Stephen King ya nos contó en su momento con mucho más detalle. El Nacimiento del Pistolero es como un resúmen de esa historia y apenas contiene unas pocas viñetas que revelan información que no adquirimos leyendo el tomo de King. Por otra parte, el dibujo de Jae Lee, a pesar de excederse un poco con los negros y las sombras, es excelente y retrata bien el ambiente que envuelve las historias de la Torre. Cada una de las grapas contiene textos extras que amplían el trasfondo de algunos personajes o conceptos además de una transcripción de un interesante coloquio de King y el resto de los artistas involucrados en esta adaptación al cómic.
La compra de este primer arco no es muy necesaria si ya has leído los cómics pero si tienes alma de coleccionista y completista te gustará tenerlo. Por otro lado, el resto de arcos contienen mucha más información nueva y pronto caerán en mi estanteria. El siguiente, titulado "El largo camino a casa" narra el viaje de Roland, Cuthbert y Alain de vuelta a Gilead con el pomelo en su posesión. Ese viaje está vagamente descrito en los libros y tengo curiosidad por ver como lo narran Peter David y Robin Furth, los encargados de los guiones en estas adaptaciones Marvel de la Torre Oscura.

martes, 30 de noviembre de 2010

Llámame Licenciado, nena.

Hoy he ido a firmar mi solicitud del certificado y título de Licenciado en Comunicación Audiovisual. El hombre de secretaria que me ha atendido me ha asegurado que, puesto que no puedes hacer la solicitud hasta que te lo pueden dar, la hoja que me he llevado a casa sirve como certificado hasta que, en unos 4 días o así, reciba el certificado propiamente dicho en mi casa en Barcelona. Luego tendré que esperar un año (¡vaya tela!) y podré recoger el título en Gandía.
Así que, trámites burocráticos y largas esperas aparte, ¡ya soy licenciado!

Ahora, un poco más tarde de lo que debería, viene lo difícil.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Rachas

Uno siempre vive a rachas de costumbres. Ahora mismo, estoy a punto de acabar la racha (o llámalo fiebre) de La Torre Oscura: me queda la mitad del último libro publicado y hoy me he comprado los primeros 7 cómics en grapa de Nacimiento de un Pistolero. Desde que empecé la saga de la Torre, no he visto ni una película y el algunas series que estaba viendo regularmente como Boardwalk Empire o Terriers han quedado suspendidas en el abismo. Aún así, a pesar del tirón de la Torre, otras series siguen encontrando en mí un hueco de tiempo.
Hoy por hoy, Dexter y The Walking Dead es lo mejor que ponen en la tele y está noche tendré el placer de ver un capítulo de cada una. Otra serie de televisión a comentar es Misfits, una serie británica sobre 5 jóvenes problemáticos que consiguen poderes tras una extraña tormenta eléctrica. Misfits no sigue el clásico patrón de las historias en las que gente normal consigue poderes sino que se desvía por rutas más gamberras y mucho menos transitadas. El último capítulo de Misfits ha sido el S02E03, el mejor de esta segunda temporada con diferencia a pesar de haber recurrido a un recurso clásico donde los haya en la ciencia ficción.
Así pues, tras esta racha enloquecida con La Torre Oscura, mientras espero con paciencia a que lleguen las películas y las temporadas que habrán de adaptarla, volveré a acurrucarme en lo audiovisual pues además de las series presentes, de Los Soprano que se quedó congelada en una estalagtita y de Juego de Tronos, que se acerca peligrosamente, se me empiezan a acumular algunas películas de interés. Y aquí, sus comentarios.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Ganarse la vida contando historias

Ahí, al lado de mi foto, esta mucho más seria que la anterior pues en este mundo nuestro las yentes siguen teniendo las apariencias en muy alta estima, está escrito que intento ganarme la vida contando historias. Bien, ahora que he acabado el TFC y que me mudo a Barcelona, he decidido ponerme con todo a conseguir ese objetivo. Es muy complicado, eso lo sé, pero antes de rendirse, habrá que intentarlo. Hay varios flancos que quiero atacar y aún no tengo muy claro en qué orden ni a qué dar prioridad. Vale, intentar vender Orbis a alguna buena productora de televisión es, sin duda, el primer objetivo, pero más allá de eso el resto de acciones están muy poco definidas.
Por un lado, voy a intentar meterme en el mundo del cómic. No sé bien porqué me da la impresión que es más factible que el cine o la literatura y espero no equivocarme. Reanudaré mi búsqueda de dibujantes con tiempo libre y voy a asediar el único contacto que tengo en la industria del cómic. Quizá vuelva a intentar encontrar mi estilo de dibujo pero no soy muy optimista al respecto pues mi anteriores intentos fueron desastrosos.
Con el cine, creo que la mejor manera es escribir un guión de un largo, algo sencillo pero con una buena idea detrás. Si tengo suerte y me queda algo potable, ese guión podría abrirme algunas puertas. También tengo el guión del corto Dolor, he tenido una buena idea para remendarlo un poco y es posible que intente realizarlo junto a algunos amigos. No creo que un corto sea de gran ayuda pero llevo con esa historia en la cabeza desde hace mucho y quiero darle forma de una vez por toda.
Por último, al igual que muchos escritores que admiro, publicar algún cuenta en alguna revista podría ser un primer paso. Por desgracia, me temo que las revistas de relatos no están muy de moda pero, aún así, supongo que buscaré las que se ajusten más a mi estilo de escritura o a los géneros que me gusta tocar e intentaré escribir algo que pueda interesarles.
A primera vista, podría parecer que el camino que lleva donde quiero ir pasa por escribir, escribir y escribir pero sé de buena tinta que se trata más bien de escribir, hacer contactos, hacer contactos y saber venderse. Lamentablemente, sólo escribir se me da bien (creo :-P) y el asunto de venderse y conocer nuevos contactos no lo llevo muy bien. Tendré que aprender. En una semana, estaré de vuelta a Barcelona y empezaré este nuevo ciclo. Deseadme buena suerte.

viernes, 26 de noviembre de 2010

La Torre Oscura: Canción de Susannah

Me ha costado muy poquito acabarme el sexto volumen de la Torre Oscura pero me cuesta mucho más escribir la sexta reseña de una obra completa. Es como escribir un comentario sobre cada capítulo de un mismo libro y tampoco quiero repetirme. Como es normal, la historia del ka-tet de Roland sigue agarrada a mí y he disfrutado de Canción de Susannah tanto como con los anteriores.
Igual que me pasó con el Señor de los Anillos, Canción de Fuego y Hielo, Babylon 5, La Fundación y muchas otras historias, mientros leo La Torre Oscura no puedo dejar de pensar en mi propia versión de esa misma historia y una pequeña tristeza me embarga porque ya no puedo escribir esa historia, el señor Stephen King se me ha adelantado. Ese sentimiento tan común no es tan rastrero como parece sino más el fruto de una sana envidia y una profunda admiración. Con el tiempo, unos días después de acabar el siguiente y último, de momento, libro, las ganas de escribir una historia sobre mundos fántasticos anclados al nuestro y sobre guerreros honorables y tristes que emplean armas juramentadas pasará. Pero la historia quedará en mi mente y se unirá a todas las demás historias que conozco, para aumentar el fondo bibliotecario que alimenta mis historias.
El elemento que tengo más ganas de usar es la unión de todas las historias en una. La mayoría de los relatos de King tienen una astilla de La Torre Oscura clavada en el corazón y giran alrededor de ella. Cada relato es como un planeta en el espacio pero todos giran alrededor de un mismo sol. Sin poder evitarlo, muchas de mis historias tratan los mismos temas y casi diría que tienen distintos reflejos de un mismo personaje como protagonistas así que no puedo evitar querer escribir una historia que contenga todas las demás en su interior de manera similar a lo que King ha hecho con su Torre Oscura. No sé si lo haré, no sé si podré vivir de ello como deseo y como King ha podido hacer, pero la verdad es que me gustaria.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Mis Historias: Rol en vivo: La Dolce Notte

A pesar de mis múltiples planes al respecto y de un ensayo primero que hice con amigos de confianza, La Dolce Notte es el primer y último rol en vivo que escribí. Ya lo he jugado varias veces, todas con interesantes resultados, y sé de buena tinta que otros amigos lo han jugado sin mí (lo que me llena de orgullo, alegría y satisfacción) así que ya va siendo hora de que lo juegue todo aquel que pueda, quiera y lo encuentre en este mi humilde blog. La Dolce Notte es una historia de gángsters, chicas de compañía y corrupción al más puro estilo novela negra y creo que todos los que la han jugado se lo han pasado muy bien así que, para aquellos que no han tenido ocasión, lo he dejado colgado aquí: http://www.4shared.com/file/70C5Cu_a/Dolce_notte.html
El Rol en Vivo, a pesar de sus estigmas sociales, es una de las mejores maneras de disfrutar de una historia pues es la más inmersiva de todas ellas. En todos mis años jugando a rol ví grandes interpretaciones de gente que no sabía que podía actuar así pero el truco es que no estaban actuando, por un momento, esos amigos y conocidos se habían convertido en los personajes y cada uno de ellos estaba viviendo su propia historia que, combinadas formaban un mosaico enorme, detallista e imborrable.
Creo que si tuviera que elegir la actividad del pasado que más echo de menos sería sin duda los ReVs y aunque guardo una ligera esperanza de recuperarlos en mi vida, sé que su tiempo probablemente haya pasado definitivamente pero, a pesar de mi memoria maldita, muchos recuerdos quedarán guardados, en el amplio cajón de las historias.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

La Torre Oscura: Lobos del Calla

Ayer terminé el quinto volumen de la Torre Oscura de Stephen King (e inmediatamente empecé el siguiente) y para variar, he disfrutado mucho de su lectura. Este tomo trata sobre la llegada del grupo de aventureros a un pueblo necesitado de ayuda siguiendo la clásica trama tradicional iniciada por Los 7 Samurais de Akira Kurosawa en la que un equipo de forasteros ayudan a los pobres e indefensos.
Cada 20 años más o menos, los Lobos llegan montando sus caballos grises a Calla Bryn Sturgis para llevarse a unos cuantos niños que, más tarde, volverán arrunados, con sus mentes deshechas y sus cuerpos convertidos en grotescas caricaturas deformadas. Como herederos de la estirpe de Eld, es deber del ka-tet de Roland ayudar a los que no pueden ayudarse y así lo harán.
La mayor parte del libro queda dedicada a resolver los muchos misterios alrededor de los secuestros y a la preparación antes del combate. De hecho, el combate en sí se me antojó demasiado corto y un pelín escaso en cuanto a emoción a pesar de los eventos que ocurren. Otra buena parte de la novela es, en realidad, otro relato, el que cuenta un nuevo personaje: el Padre Callahan. Padre Callahan es uno de los protagonistas de otra de las historias de Stephen King que ha llegado a Mundo Medio para unirse al tet de Roland. Este cruce de historias es una constante en toda la Torre Oscura que, en parte, es el mundo global donde caben todos los relatos de King. Este truco metaliterario cobra una nueva dimensión cuando, hacia el final del libro, Callahan encuentra "Salem's Lot", la novela de King en la que él es un personaje. Habiendo leído un poco del sexto tomo: La Canción de Susannah intuyo por donde van a ir los tiros.
Ciertamente, este quinto tomo, además de la historia protagonista, incluye muchas pistas y sutiles indicaciones sobre el conjunto global de la Torre y aunque el peor defecto del estilo de King, en mi humilde opinión, persiste: el innecesario alargamiento de algunas descripciones y secuencias, sigo disfrutando enormemente de las aventuras de Roland, Eddie, Susannah, Jake y Acho.

martes, 23 de noviembre de 2010

Quino también es un genio.

Ayer estuve comentando la maravilla que son los libros de Mundodisco escritos por el sin par Terry Pratchett y hoy quiero añadir otro autor a la lista de los genios de lo que llamo La Sabia Carcajada: el maestro Quino. Hace un tiempo ya le dediqué un Grandes Personajes a una de sus creaciones más afortunadas: Mafalda y hoy quieron recomendar el resto de su obra. Mi compañero de piso tiene en su poder, un enorme libro titulado: "Esto no es todo" en el que se recopilan muchas de las "tiras cómicas" que ha dibujado Quino a lo largo de los años y decir que se trata de una obra maestra es quedarse corto cortico. Quino, igual que Pratchett y Douglas Adams, es un maestro de La Sabia Carcajada, ese estilo de creación que mezcla la comedia con la profunda reflexión y algunas de sus viñetas y tiras son tan buenas que no sabes si reír o llorar. Acerquense a cualquiera de estos autores o mejor aún, a los tres y disfruten de La Sabia Carcajada, imposible arrepentirse.

OT: El hijo pródigo

Para aquellos que todavía no se hayan enterado (que serán muchos), les interese (meh) y lean este blog mío (que serán pocos) anuncio que después de 8 años viviendo en las tierras del levante valenciano, vuelvo a Barcelona de manera indefinida, o sea, igual que me fui. Acabar el TFC y la carrera ha sido una liberación y ahora toca empezar cosas nuevas. En fin, eso es todo.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Grandes Personajes: Rincewind


Rincewind es el más importante de los muchos protagonistas de los muchos libros sobre Mundodisco escritos por el brillante y genial Terry Pratchett. Rincewind es un mago fracasado, un erudito de la cobadía y un gran atleta. Cuando lo conocemos por primera vez en El Color de la Magia, el primer libro de Mundodisco, Rincewind guarda uno de los ocho conjuros más poderosos del universo y aún así, sigue siendo un cobarde que sólo espera sobrevivir otro día en Ankh-Morpork. Rincewind pronto se convertirá en el reticente dueño de un baúl mágico llamado El Equipaje que le sigue allí donde vaya, así el borde del Disco como las Dimensiones Desconocidas, gracias a los centenares de pies que tiene. A pesar de su cobardía, Rincewind acaba siendo un héroe en multitud de ocasiones en las que la marea le arrastra a ese cargo tan poco deseado.
Con perdón de la Muerte, Rincewind es uno de los mejores representantes de Mundodisco, donde la sabiduría, el absurdo y la comedia se mezclan como jamás habías visto antes. De hecho, he escogido a Rincewind para el Grandes Personajes de hoy como sentido homenaje hacia las novelas de Terry Pratchett. Si todavía no has leído ninguna de las novelas de Mundodisco, hazlo enseguida pues la iluminación nunca llega demasiado temprano. Un día de estos voy a componer una lista de las mejores historias que he disfrutado y sin duda, todas las novelas de Mundodisco estarán en esa lista como firmes representantes de la genialidad de la buena comedia. En la imagen, un fotograma de la adaptación para televisión de El Color de la Magia con Rincewind, el Bibliotecario (sí, el orangután es el bibliotecario) y DosFlores, el primer turista de Mundodisco.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Minecraft: Lo que un tipo puede crear

Minecraft es un juego independiente desarrollado exclusivamente por Markus Persson, un diseñador de videojuegos que ha tenido un gran idea. Definir Minecraft no es tárea fácil pero básicamente trata de la recolección de elementos para construir cualquier cosa que quieras. Como se puede comprobar en las imágenes y videos, los gráficos del juego son muy sencillos pero son parte indivisible del estilo de juego. Casi todo en Minecraft está compuesto por bloques, cubos con diferentes texturas que simulan distintos materiales y con esos cubos puedes construir cualquier cosa que se te ocurra. Para construir esos materiales tienes que destruir el escenario y excavar creando minas y catacumbas.
Por supuesto, la genialidad del juego reside en su increíble libertad y lo que se llama jugabilidad emergente en la que unos pocos elementos sencillos se combinan entre sí para crear infinitas posibilidades. Navegar por youtube buscando vídeos de Minecraft es una extraña experiencia pues hay fanáticos del juego por ahí que han construido verdaderas maravillas como un modelo a escala real del Enterprise de Star Trek o una CPU, el cerebro de un ordenador, que funciona de verdad. 600.000 personas han comprado ya el juego a pesar de que está todavía en Alpha (luego viene la Beta, los testeos y ya el juego final).
Debido a todo lo que he leído y visto de este juego, todavía no me he decidido a comprarlo pues otra adicción más podría ser letal para mi vida real pero creo que voy a acabar picando muy muy pronto. Disfrutad del trailer que ha hecho un aficionado.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Bronx Kill: historia negra de una familia

Bronx Kill es un cómic del famoso guionista Peter Milligan y del no tan famoso dibujante James Romberger que pertenece al sello Vertigo Crime, publicado por Panini Noir en España que obviamente se dedica al cómic negro. Si se puede decir cine negro y novela negra, se puede decir cómic negro, ¿no?
En fin, Bronx Kill trata sobre Martin, escritor e hijo, nieto y bisnieto de policías. Un día, su mujer desaparece sin dejar rastro y mientras su vida se derrumba, Martin descubrirá una serie de oscuros secretos familiares que tienen que ver con la desaparición de su mujer.
Cuando abrí este cómic no esperaba encontrar una obra maestra pues tras muchas y muchas obras sobre policías y ladrones, ya no es fácil sorprenderme y así fue. Aunque el pilar básico de la historia: crímenes familiares y ciclos que se repiten no está mal tampoco está planteado de manera excesivamente sorprendente y la maraña de incógnitas se deshace muy de golpe y con poca justificación. Por otro lado, el dibujo de Romberger no me ha gustado nada. Aunque hay ciertas viñetas que ganan emoción y peso gracias al dibujo de líneas titubeantes, en general no es el estilo de dibujo que más me gusta.
Bronx Kill puede ser una alternativa adecuada para los aficionados al género negro pero para el resto pasará por los estantes sin pena ni gloria.

martes, 16 de noviembre de 2010

La Torre Oscura: Mago y Cristal

He tardado un poco en empezar el cuarto tomo de la Torre Oscura por un invasión de cómics de biblioteca, pero hace unos días lo estrené y lo he leído bastante rápido. Este libro sigue las aventuras de Roland, Jake, Eddie y Susannah allí donde las dejamos pero enseguida la narración cambia pues Roland cuenta al resto de su ka-tet la historia de Susan, su primer amor, y la primera gran aventura de Roland con sus amigos de la infancia, Cuthbert y Alain. La historia de Roland dura casi todo el libro y sólo al final, retomamos al ka-tet protagonista para un último encuentro antes del final del libro.
Cuando empezó el flashback de Roland no me acabé de sentir del todo cómodo pues ansiaba saber cómo continuaba la historia principal pero enseguida me enganché a la trágica historia de la juventud de Roland en su exilio voluntario. Aunque nunca he sido demasiado aficionado a las historias de amor, la de Roland y Susan convence sin resultar empalagosa. Me han fastidiado más los cortos capítulos de situación al principio que cada gran capítulo, lleno de descripciones frías sobre Hambry, sus lugareños y sus tradiciones. Prefiero que las descripciones estén integradas en la acción principal en vez de separadas en distintivos párrafos que acabo por leer en diagonal. En cambio, la pequeña escena de los niños con el petardo y el perro hambriento me encantó y reforzó mucho más la ambientación que los anteriores cien párrafos de descripción. Soy un devorador y no puedo evitarlo.
A pesar de todo, a estas alturas ya me cuesta analizar fría e individualmente el libro pues ya formo parte del ka-tet de Roland y sólo quiero avanzar y avanzar en pos de la Torre Oscura. Mago y Cristal es otra etapa en tan largo viaje y por supuesto la he disfrutado con creces.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Starcraft 2: Wings of Liberty

En el 1998, los RTS (Real Time Strategy) o juegos de estrategia ya estaban triunfando en el mercado pero fue entonces cuando Blizzard sacó su genial Starcraft. El gran equilibrio y diferenciación entre las tres razas y su jugabilidad próxima al ajedrez lo convirtieron en un gran éxito y se convirtió en uno de los primeros y más exitosos e-games de la historia. Hemos tenido que esperar doce años para poder jugar su secuela que ha sido sabiamente dividida en tres partes, una por raza, para disfrutar de una amplia campaña con cada una. He de decir que ni el primero ni este segundo me interesaron especialmente en su modalidad multiplayer. Yo siempre he sido un fánatico de las historias y gran aficionado a la ciencia-ficción así que lo mío es jugar la campaña y poco más.
La historia de esta primera parte no está mal pero teniendo el cuenta la experiencia de Blizzard para ofrecer juegos cinematográficos y para crear grandes cinemáticas pre-renderizadas, Wings of Liberty me ha sabido a poco. No os engañeis, se trata de una gran campaña pero el listón de Blizzard estaba muy alto desde Warcraft 3. La presentación de la campaña y la navegación en ella está muy conseguida y es entretenida. Los diálogos tienen la gran cualidad de ser todo lo explicativos y emotivos que tienen que ser sin llegar a pasarse de largo. Es muy típico ir apretando ESC cada vez que ya has acabado de leer la línea en los subtítulos mientras el personaje sigue hablando (mi ansia me lleva a hacerlo a menudo), pero en este juego apenas he tenido que hacerlo un par de veces.
La trama que se desarrolla a lo largo de una docena de misiones trata sobre la rebelión del protagonista contra un tirano más el rescate de su amada de manos de una infestación alien. Quizá por querer dar una campaña a cada raza, esta primera de los Terran parece un poco lenta y además, no aprovechan para crear una tramas secundarias interesantes y entrecruzadas. Me hubiera gustado más apariciones de la doctora solidaria y sobretodo del Specter hawaiano pero por desgracia se quedan en un par de apariciones y la posibilidad de ayudarles o no. También me hubiera gustado una campaña menos lineal pero imagino que eso era de esperar.
Sólo por echar un vistazo a la historia de la campaña del Wings of Liberty ya vale la pena echarle un vistazo a este juego. Si además eres aficionado a los RTS seguro que ya lo estás jugando y si no, pues tardas. Os dejo con una de las mejores cinemáticas del juego que además no es spoiler pues es un flashback del primer juego.

viernes, 12 de noviembre de 2010

OT: La Verdad

Otro artículo recuperado de mi época más revolucionaria, ja. Éste artículo se llama sencillamente la verdad.

La Verdad

Hay mecanismos secretos dentro de nosotros mismos que son imposibles de entender. Tras pasar un día de lo más normal, ni especialmente bueno ni malo, me siento con ganas de reflexionar sobre la verdad.
De nuevo, la inestimable Wikipedia ofrece varias definiciones del concepto de verdad además de algunas teorias al respecto. La parte que más me interesa de todo el artículo se encuentra al final de todo (situación que encuentro más que apropiada pues es el resumen del concepto y la aplicación a la vida real de toda la reflexión filosófica).
Verdad relativa y verdad absoluta. Hace tiempo, discutía con un buen amigo si había una verdad o había muchas. Él defendía fervientemente que sólo había una verdad, que el mundo ES de una manera, tiene una forma y unos colores concretos. Mi argumento en esa discusión se planteaba con esta pregunta: ¿Hace frío? Con esta sencilla pregunta yo demostraba que había tantas verdades como personas. Un esquimal te dirá que no, que hace un calor del copón mientras el mejicano está temblando de frío.
En el post “Sangre por dinero” ya hablé de aquellos que se creen en poder de la verdad única. La corriente de pensamiento que se opone a tan tremenda estupidez se llama Relativismo y afirma que “no hay una verdad absoluta y ésta depende de cada individuo en un espacio o tiempo concreto o intereses”. ¡Ohhh! ¡Intereses! Hay sanguijuelas sueltas por las calles que babean sólo con escuchar esa palabra. Para redondear la afirmación del Relativismo y adecuarla al escenario político, social y moral en el que todos danzamos habría que añadir a la lista de factores el dinero, sólo para que quede bien claro.
Los detractores del Relativismo, a quienes no llamaremos absolutistas, defienden que es necesaria una verdad absoluta e inamovible para poder empezar a construir la sociedad. Entiendo lo que quieren decir y, en parte, estoy de acuerdo. No puedes crear leyes si no hay nada cierto, pero tengo la sensación de que nos hace falta un poco más de relativismo, de consciencia de la gigantesca variedad de personas que existen, para llegar a convivir como seres humanos en este planeta.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Mis Historias: El trabajo del artesano

Escribí este breve cuento a propósito para un extraño concurso literario que ofrecía una revista especializada en entierros, ataúdes y demás parafernalia fúnebre. Como es lógico, el cuento tenía que tratar algún aspecto relacionado y decidí contar la historia de un arrepentido pecador y del maestro escultor que haría su lápida. La resolución del concurso salía al cabo de tanto tiempo que al final se me olvidó mirar si había ganado o no, pero en fin, imagino que en caso de haber ganado me habrían avisado. El caso es que el relato en sí no está mal pero vosotros sois los verdaderos jueces.


El trabajo del artesano

Hace dos semanas, este hombre de manos curtidas y pelo ralo, salió de su casa e hizo este mismo camino con una sombra en el corazón y la mirada perdida. Aquellos que le vieron volver hacia su casa, murmuraban que llevaba una pesada losa sobre sus hombros y todos se apartaban para dejarle paso. Hoy, Pedro Barrena, hace de nuevo el camino a casa de Don Azua con paso tembloroso y una pesada lápida de piedra envuelta en una manta a la espalda. Los vecinos cierran las ventanas y postigos cuando le ven pasar encorvado, cual pájaro de mal agüero.
Parado frente la imponente casa, Pedro recuerda la primera vez que estuvo allí, muchos años atrás, con menos callos en las manos y más pelo en la cabeza; temblando por tener que pedirle un favor a Don Azua. Ese día también recurrió a la memoria para calmarse: todos los niños corriendo al encuentro del rico señor cuando llegó con su primer automóvil, la brillante carrocería, los vítores de los chiquillos, una ancha sonrisa y la frente bien alta. Don Azua le recibió en su amplio y luminoso despacho, lleno de libros y con una enorme mesa de madera noble. Escuchó pacientemente el discurso que Pedro tantas veces había ensayado sin decir ni media palabra, observando como el artesano se agarraba a su gorra como si fuera un salvavidas.
-Te daré el dinero que necesitas Pedro Barrena, y no tienes que devolvérmelo, es tuyo; pero un día, tú me harás el favor a mí.
Su única hija tardó casi un mes en recuperarse de las fiebres y le quedaron unas pequeñas marcas en los brazos pero creció sana y fuerte, se casó y se fue a vivir con su marido. Mientras deja el pesado bulto suavemente en el suelo para llamar, Pedro se alegra de tener dos nietas tan hermosas.
Una vez más es Juan Azua, el hijo mayor, el que abre la puerta. Su expresión sigue igual, más triste si cabe que dos semanas atrás. Musita un saludo, mira el paquete sujeto con cordel y ayuda a Barrena a cargarlo hasta el piso de arriba. Compartir esa carga durante los dos tramos de escaleras y por el pasillo hasta el dormitorio los acerca, como hermanos de procesión.
Se comentaba que nadie subía al piso de arriba de la casa de los Azua. Allí estaban los dormitorios y los Azua eran muy celosos de su intimidad. Todos y cada uno de los muchos negocios de Don Azua se llevaban a cabo en su despacho y algunas veces, si el asunto no avanzaba a su gusto, en la cochera o al fondo de la era que tienen por jardín. El dinero de la familia Azua había levantado a la ciudad y cada domingo desde que llegó, el alcalde, fuera quien fuera en ese momento, almorzaba en casa de Don Azua, pero nunca subía a su dormitorio. Así, cuando Pedro fue requerido en casa de los Azua, el miedo se apoderó de él, temió no ser capaz de devolver el antiguo favor y quedar condenado a sufrir un penoso castigo; pero cuando Juan Azua, le indicó secamente que subiera las alfombradas escaleras, Pedro Barrena siseó “Miserere mei, Deus, secundum misericordiam tuam…”. Si Juan lo oyó, nadie lo puede decir.
La primera vez que entró en el cuarto quedó asombrado por el exceso: un espacio enorme, iluminado por cuatro grandes ventanales, muebles macizos, una alfombra inmensa que casi cubría todo la habitación… Con tanto exceso, tardó unos segundos en descubrir que había alguien en la cama. Don Azua le mandó acercarse a la cama mientras su hijo cerraba la puerta y les dejaba solos. Pedro se acercó procurando no respirar más de lo necesario. En la cama, tapado hasta el cuello, con un montón de cojines para mantenerlo ligeramente recostado, el alto señor había perdido todo su esplendor. Una enfermedad le estaba consumiendo poco a poco. En la ciudad se decía que Don Azua, llevaba bastante tiempo sin salir de su mansión pero nadie sabía que agonizaba.
- Tú me guardarás el secreto hasta que me vaya, ¿verdad? Ha llegado el momento de que me devuelvas el favor.
- Pronto dejaré este cuerpo mortal y… necesito que me defiendas en el juicio que está por venir. Seré juzgado con severidad por mis pecados pero tú puedes abrirme las puertas del cielo. Te pagaré lo que pidas, pero no pongas a un aprendiz en ello; quiero que lo hagas tú. Si lo haces bien, te protegeré en muerte desde el cielo, como te ayudé en vida desde la tierra. No vuelvas hasta que sea perfecta…
Pedro se dejó guiar hasta la salida por Juan, que no le dijo ni una palabra, y ya en la calle se dio cuenta de la tarea que le había sido encomendada. Si la lápida de Don Joaquín Azua no cumplía, las calamidades lloverían sobre su familia como puños de granizo. En cuanto llegó a casa, entró en su taller, cerró el pestillo que nunca había cerrado y fue a buscar las mejores herramientas que tenia.
Mármol de Carrara, el mejor que tiene en el taller. Piedra blanca con suaves venas azules. Una vez pulido, la luz penetra en el mármol y parece que se queda allí un tiempo, cansada de correr, refugiada en la fría piedra, antes de volver a su infatigable carrera. El mármol es la piedra donde descansan los ojos de los ángeles y será la piedra que llevará el nombre de Azua.
El bloque esperaba ansioso a que Pedro se decidiera a dar el primer golpe con el puntero pero él siguió observando, buscando las líneas que han de ser, mirando la obra finalizada antes de empezar. Por fin, apoyó el puntero dulcemente en la piedra blanca y golpeó.
Pedro Barrena apenas salió del taller en dos semanas. Su aprendiz se fue a visitar a su familia y su mujer pensó que había perdido la cabeza. Trabajó con lentitud y armonía, no podía apresurarse. Cada muesca arrancada a la piedra es irremplazable, única, así como el vacío que deja. Un vacío que, poco a poco, establece unas formas que ya estaban allí, esperando. La gradina se desplazaba suavemente pero sin compasión, hundiéndose aquí y luego allí con sus dientes de metal, aflojando la piedra, y un poco más, y un poco más. Por arte de magia, como el viento en la niebla, el cincel desveló los bajorrelieves más finos que Pedro ha esculpido jamás. Todo formas curvas y limpias, aprovechando las sutiles vetas azules. Sólo una pequeña cruz y el nombre de Don Azua contienen líneas rectas, pues son los pilares de la existencia, uno mismo y el Señor Todopoderoso, las columnas que nos mantienen en la senda. Casi todas sus limas y escofinas pasaron por sus manos para pulir cada detalle, cada arista, cada sombra.
El artesano ha hecho su trabajo y ahora lo observa como antes de empezar, otro hijo nacido de sus manos. Pedro siente el pálpito en la piedra y sabe que es su mejor trabajo, el más esforzado y el más sublime; pero se pregunta si bastará.
Frente la habitación de Don Azua, todavía acompañado de Juan, que sigue ayudándole con la lápida, Barrena vuelve a preguntarse si bastará. La habitación está vacía y la muerte, junto a su dueño, se lleva la vida de cada esquina. Hay una robusta silla de madera al lado de la cama y, delicadamente, dejan la lápida allí apoyada. El rostro de Don Azua se ha marchitado casi del todo en esas dos semanas y Pedro se siente caer agarrado a unas brasas. Es el momento de su juicio, la sentencia de su arte. Con manos temblorosas, desata los nudos y cae la manta polvorienta.
Don Juaquín Azua no dice nada, cierra los ojos y suspira largamente. El aire que le sostenía se escapa lentamente mientras su figura se desmadeja un poco. Juan Azua le acompaña hasta la puerta de la calle.
-Gracias.

martes, 9 de noviembre de 2010

Historias de la Guerra: rostros desconocidos de la 2ª Guerra Mundial

Historias de la Guerra es un gran tomo de Vértigo en el que se recogen 7 historias sobre la 2ª Guerra Mundial escritas por Garth Ennis, el tipo detrás de Predicador. Todos hemos leído y visto innumerables historias sobre la 2ª GM pero este tomo de Garth Ennis se centra en los aspectos menos familiares del sanguinario conflicto. Hay una historia sobre la dotación de un Tiger alemán, sobre la marina rusa, sobre el frente italiano, sobre los ataques de los comandos de las SAS en el norte de África e incluso contiene una interesante historia ambientada en España, durante la batalla del Ebro en la Guerra Civil Española.
Como era de esperar, a Garth Ennis no le tiembla el pulso a la hora de mostrar los grandes terrores de la guerra pero, además, consigue una buena caracterización de todos los personajes que si bien no dejan de ser los arquetipos de la guerra, están tratados con cariño para que cada uno tenga algo propio. Por otro lado, los siete dibujantes que colaboran con Ennis hacen un buen trabajo aunque el estilo de algunos no me acabe de convencer como el dibujo en la historia de la aviación inglesia "J de Jenny".
Historias de la Guerra no es un cómic que te abre los ojos ante la locura de la guerra, esos ojos están abiertos desde "Saving Private Ryan" y "Band of Brothers" sino que pretende hacernos recordar que en la 2ª Guerra Mundial hubo mucho más que un día D y una conquista de Berlín. Si eres aficionado al género bélico, este cómic lleno de referencias reales será una delicia para tí. Si no lo eres, probablemente descubrirás una o dos cosas que siquiera pensabas que existían.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Sin juegos no hay futuro

Ése era el lema de la última GenCon que se celebró en Barcelona y a la que atendí en mi dulce adolescencia con un par de amigos. La experiencia fue sencillamente fantástica, me abrió las puertas a un mundo que aparentemente ha pasado de largo y que echo mucho de menos: el rol en vivo. Pero esa es otra historia.
Cuando somos pequeños, todos jugamos. La cantidad y variedad de juegos es sencillamente inabarcable pues, si hacía falta, los inventabas sobre la marcha. Los juegos eran una manera de relacionarse con los demás y la fuente principal de felicidad y disfrute. Luego a medida que nos hacemos mayores, jugar ya no nos interesa tanto como emborracharnos, las chicas (o chicos) y, un poco más adelante, labrarse un porvenir. Aunque está cambiando, los juegos se convierten en un asunto del pasado, de la infancia y está mal visto dedicar mucho tiempo al juego. La razón supongo que reside en la percepción del juego como algo de la infancia, una actividad para niños. Evidentemente, gracias a grandes pioneros, esa errónea percepción está cambiando y cada vez hay más adultos que siguen la mejor de las tradiciones de la infancia: el arte de jugar.
Aún así, todavía me encuentro gente que se extraña al verme jugar a cualquier juego y que lo resumen en: "Está matando bichos" cuando la realidad es otra. Sí, muy a menudo me dedico a matar bichos en mis juegos pues lo disfruto pero lo que en realidad hago es disfrutar de una historia, igual que hago con novelas, películas, series y cómics.
Aunque no lo parezca, ahí fuera hay juegos para TODO el mundo. No importa lo particular que creas que eres, hay un juego para tí. Este post es una breve declaracón de amor a los juegos que tantos grandes momentos me han ofrecido. Ni os podéis imaginar lo que he vivido.
He estado buscando un vídeo en el que aparecieran algunos de los juegos que más he disfrutado pero al final me he decantado por una Historia de los videojuegos desde 1972 hasta el 2007. Los videojuegos no son los únicos juegos que existen pero de un tiempo a esta parte, son a los que dedico más tiempo.
Sin juegos no hay futuro.

sábado, 6 de noviembre de 2010

El acabóse

Sí. Por fín he acabado el Trabajo de Fin de Carrera. Aunque han pasado dos años desde que pedí la autorización hasta ahora, tuve la idea en la mente desde un poco antes y he estado algo menos de un año trabajando en serio. La sensación de liberación todavía no ha llegado del todo aunque siento unas cosquillas por ahí. El lunes, lo entregaré y espero que la nota, junto con mi certificado no tarde mucho más. Este TFC consiste en la redacción de una biblia de una serie de televisión. El siguiente paso, dentro de unas semanas, es empezar a convertirlo en un dosier adecuado para su envío a productoras de televisión, pero de todos modos ya os iré explicando cómo va.
De momento, me quiero guardar el contenido de la serie en sí aunque ya os puedo adelantar que se trata de un serial dramático de misterio con una muy importante pizca de ciencia-ficción. Y el título es Orbis.

viernes, 5 de noviembre de 2010

OT: El traductor afgano

Quizá algunos de vosotros os acordéis de cierto atentado en Afganistán contra tropas españolas. Escribí este artículo poco después de que eso sucediera y hoy lo recupero para guardarlo en la infinita memoria digital. Espero que os guste.
EL TRADUCTOR AFGANO

El 24 de septiembre pasado hubo otro ataque talibán en Afganistán, cerca de Farah. Seguro que se acuerdan, en ese ataque murieron dos soldados españoles y un traductor afgano. Una mina explotó debajo de un vehículo de transporte. Los soldados se llamaban Germán Perez Burgos y Stanley Mera Vera, de origen ecuatoriano. Si vieron las noticias por aquellas fechas quizá les suenen sus nombres. Pero dudo que recuerden el nombre del traductor afgano puesto que no apareció en prácticamente ningún medio. Al menos, yo no tuve oportunidad de conocerlo y he de admitir que sentí curiosidad. Conozco muchas historias sobre soldados y sus motivaciones. Por otro lado, me gustaría saber algo más de la ingente cantidad de extranjeros, principalmente latinos, que se enrolan en el ejército español; aunque imagino historias de gente en busca de una vida mejor. Pero preferiría sin duda, poder hablar con la viuda o padres del traductor afgano que perdió la vida en ese ataque. ¿Cómo aprendió el castellano? Quizá era un héroe en su pueblo por ayudar a reconstruir su país o a lo mejor querían colgarlo por venderse al enemigo. Me temo que será difícil conocer esa historia. ¿Sabía el traductor afgano que España se dedica a vender minas?
Esa ironía podría ser una de esas sonrisas detestables del destino pero teniendo en cuenta que medio mundo vende minas, ya sería mala suerte que la mina en cuestión fuera “Made in Spain”. Recuerdo que Zapatero, al poco de ganar las elecciones con promesas progresista y tentadoras, apareció en primera página por vender minas a Venezuela. Cosas peores se han visto en el negocio de la guerra. El dinero nos tiene tan agarrados por los huevos que hasta controla el número de muertos diarios. Es escandaloso. ¿Qué es la guerra sino un gran negocio? O en todo caso una hebra más de los tejemanejes de los ricos y poderosos. Un país no se libera mediante bombas. Este tipo de artefactos sólo crean destrucción y odio y miedo. Pero hay fanáticos y subnormales en abundancia con ganas de comprarlas. Empresarios sin escrúpulos que están deseosos de venderlas. Políticos ávidos de dinero y contactos para la próxima campaña electoral, para mantener o conseguir la capacidad de robar a todo un país. Y el círculo se cierra casi como sin querer, sin que se note mucho.
Todo ese dinero y esos recursos podrían tener finalidades muchísimo mejores. Sólo con la mitad del presupuesto de Defensa se podría aumentar hasta cotas históricas el porcentaje de Educación, Sanidad, Cultura... ¿Para qué tanto ejército? ¿Y para que está la ONU o la OTAN? Un ejército de todos y cada uno el suyo. A mí no me parece lógico. Hace poco, unos meses atrás, el sur de Grecia estaba en llamas. Grandes incendios habían arrasado con los hogares de mucha gente. Varios aviones de extinción llegaron desde otros países porque los griegos no daban abasto. El dinero de los aviones antiincendios griegos se había convertido en cazas para poder competir con la flota aérea turca. Este tipo de noticias pasan por nuestros televisores como hojas llevadas por el viento. Otra más, otra, otra. Y resulta tan obvio el despropósito... Luego, el cuerpo de bomberos, aquellos que sí salvan vidas, tienen que ponerse en huelga porque no tienen ni para pan. Los Presupuestos Generales del Estado siguen repartiendo lo que es de todos entre unos pocos.
Por si no fuera poco, salvo honrosas excepciones, el ejército está lleno de los macarras más grandes y de oficiales ansiosos de lanzar a sus perros de la guerra contra el enemigo. Os reto a que imaginéis a un soldado que está orgulloso de no haber disparado jamás su arma. Es difícil.
Tarugos hay en todos lados pero, ¿qué hacemos cuando controlan un país? Los talibanes destruyeron obras de arte de incalculable valor en Afganistán, y ésa debe ser una de sus atrocidades más leves. En Birmania, una junta militar convoca unas elecciones e invalida el apabullante resultado a favor de la oposición. ¿Qué se puede hacer para liberar a un pueblo de su yugo? Para empezar, sin llamada de auxilio, habría que discutir que derecho tenemos a hacer algo así, a decidir cuando necesitan ser salvados y de qué. Porque luego, ahí fuera, nada es tan sencillo.

jueves, 4 de noviembre de 2010

La Ilusión de Overlain: Muchos cuentos en uno

La Ilusión de Overlain es otro gran cómic de Luis Durán; no es que se trate de una experiencia religiosa ni de un relato de proporciones épicas, sino más bien todo lo contrario, se trata de un pequeño cuento, amable y simpático. La Ilusión de Overlain sigue a Vincent que tras visitar a su padre, es convencido para hacer un viaje a África. El relato principal es interrumpido por breves interludios poéticos en los que Durán comparte cuentos de dos frases, cuentos primitivos que expanden las fronteras del relato. Luego, como si fuera en un sidecar, junto a la trama principal y esperando llegar al mismo destino, observamos a la hija del protagonista que tiene un curioso amigo imaginario. Este amigo preocupa a Vincent que casi incoscientemente espera encontrar algunas respuestas en su viaje a África pero sólo encuentra más preguntas. La Ilusión del Overlain trata también sobre las palabras, las historias y la imaginación, conceptos familiares y unidos sin remedio.
A pesar de la profundidad lírica de este cómic, Durán imprime un punto de misterio en el que no sabes qué esperar de los personajes y otra pizca de comedia para hacer más ligera su cabe su lectura. Por otra parte, Durán mantiene su particular estilo en el dibujo que, para variar, encaja a la perfección con la historia que nos cuenta. En fin, como dice la crítica de Zona Negativa, La Ilusión de Overlain, y la mayoría de obras de Luis Durán, es un cómic con multitud de guiños, de elementos sutiles, de pequeños temas que el lector recoge, reúne y acomoda en su cabeza a su manera para disfrutar como un niño de los muchos cuentos hasta que el cielo se toca con la tierra.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Peplum de Blutch: un cómic que no me llega

Ayer leí un cómic de Blutch, un autor francés de esos que llamaríamos independientes. El cómic se llama Peplum y, a pesar de lo que esperaba, no me acabó de gustar. Peplum cuenta la historia de un hombre en los tiempos del Imperio Romano que roba la identidad de un Patricio en su afán por sobrevivir y por seguir la lado de su fantástico tesoro, una mujer hermosa atrapada en un bloque de hielo. Peplum avanza a golpes con un ritmo extraño que de repente hace grandes saltos para detenerse y volver a correr. Los personajes hablan con lenguaje antiguo y parece que se dediquen a recitar poemas antiguos más que a dialogar entre ellos. El trazo de Blutch es poderoso y expresionista pero se pasa en algunos momentos en los que cuesta discernir lo que está pasando y que metáfora pretende transmitir con algunos de los dibujos.
En fín, no me voy a extender más. Seguro que Peplum tiene un público que lo habrá disfrutado enormemente pero yo no pertenezco a ese grupo.

martes, 2 de noviembre de 2010

The Walking Dead o la esperada ración semanal de zombis

Por fin! Una de las largas esperas ha terminado. Ayer pude ver el primer episodio de la adaptación para televisión del mejor cómic de zombis de todos los tiempos: The Walking Dead. Con Frank Darabont al mando del primer episodio y un material original de tan alta calidad, la premiere tenía que ser la leche. La historia de Rick que se despierta en un hospital después de haber recibido un disparo y se encuentra con que el mundo se ha ido al carajo, empieza en este episodio y con suerte, sucederá como en la serie y la historia continuará y continuará hasta que el bueno de Kirkman muera de un mordisco. Este piloto está muy conseguido, los escenarios, medio destrozados tras el paso del apocalipsis pero completamente vacíos crean un ambiente extraño, irreal, que contrasta enormemente con los primeros encuentros entre seres humanos. Los pocos actores que aparecen en la premiere, sobretodo Rick, hacen un gran trabajo pero todavía les quedan los mayores retos por delante. En fin, esta premiere no es más que el primer bocado, una degustación de la gran historia que van a contarnos. Si tengo que quejarme de algo, diría que ya conozco la historia y mi The Walking Dead (tv series) perfecto sería, en vez de una adaptación de la historia de Rick, otra historia completamente nueva situada en el mismo mundo que el cómic original. Pero en fin, eso sería demasiado bueno, y tanto Kirkman como Darabont, ya han admitido (y lo han hecho en la premiere) que piensan desviarse de la trama del cómic para explorar otros aspectos de la misma historia.
En definitiva, zombis cada semana!!

lunes, 1 de noviembre de 2010

Inception de Cristopher Nolan o dos horas y media de puro peliculón

Las críticas que leí por internet la ponían por las nubes, unos pocos conocidos me dijeron que no les había gustado nada y algunos comentarios aludían a su complejidad y que no habían entendido nada. Mi humilde opinión es que se trata de una grandísima película. Inception es una mezcla de géneros desarrollada alrededor de una trama central potente, interesante y frecuentemente visitada: Los sueños y la realidad. De hecho, imagino que una de las críticas que habrá recibido Inception es que se parece a The Matrix y sí, además del aparato para entrar en los sueños, Inception comparte el tema "¿Qué es la realidad?" con la película de los Wachowski, además de un aspecto visual en el mundo onírico bastante parecido, pero la película de Nolan tiene una identidad propia muy marcada a pesar de las claras influencias e inspiraciones, que por otra parte el director ya ha admitido en varias entrevistas. También tiene un poco de thriller de espionaje y incluso contiene una escena casi igual a la mítica persecución en la nieve de Bond. Por otro lado es una película sobre lo contrario a un robo y Nolan se divierte juntando a un equipo de especialistas al más puro estilo Equipo-A.
Inception contiene muchos elementos pero todos ellos están perfectamente conectados y además resultan interesantes, entretenidos y espectaculares. La pelea en el pasillo del hotel es sencillamente brutal y las imágenes a cámara lenta, justificadas de manera excelente en la trama, son una gozada. De hecho, todas las escenas de acción, que hay varias, están muy bien dirigidas y todas encajan en la trama con suiza precisión. La Red la ha catalogado como una película de ciencia-ficción y acción, pero como en la mayoría de películas de este director que estoy empezando a adorar, el entretenimiento no es obstáculo para la reflexión, para crear una trama que te atrapa con la fuerza de los mejores thrillers y que te hace reflexionar y meditar sobre varias ideas, posibilidades, sueños e imaginaciones.
La trama de Inception es muy, muy complicada y seguro que con el suficiente tiempo se podrían encontrar algunas incoherencias y agujeros pero el entramado de elementos que la forman es un laberinto y es un maravilla ver las piezas, lógicas y con un aire familiar a pesar de estar hablando de los sueños (el recurso de la caída libre para salir del sueño es brillante), caer unas encima de otras hasta formar un mosaico completo y con una imagen claramente definida.
Por si todo esto fuera poco, la factura técnica de la película es impecable y contiene escenas casi revolucionarias igual que hizo Matrix con el tiempo bala o Kubrik con la ausencia de gravedad en 2001 Odisea en el Espacio. Los actores están sensacionales y el único que me desconcertaba es Joseph Gordon-Levitt cuya eterna cara de niño me tiene un poco descolocado.
En fin, Inception es una mejores películas del año sin duda y si no la has visto ya puedes estar yendo hacia el cine o el alquiler de Dvds porque es una película fundamental. Ya que me pongo, casi toda la obra de Nolan es fundamental. Este director entiende que las películas además de maravillar, entretener, asustar pueden y deben hacer pensar.

PD: También recomiendo echarle un buen vistazo a este u otro Making Of después de ver la película.

sábado, 30 de octubre de 2010

Scott Pilgrim Vs. The World o el triunfo del cómic

Antes de nada, tengo que aclarar que, a pesar de haber leído varias buenas críticas, no he tenido el placer de leer la obra original en la que se basa esta película de Edgar Wright, pero aún así la he disfrutado muchísimo. Edgar Wright es el director de Shaun of the Dead y Hot Fuzz, dos pedazo de películas en las que la comedia se mezcla con el terror en la primera y con el cine de acción en la segunda, así que el hombre tiene tablas. El protagonista es Michael Cera y a pesar de que sus personajes siempre tienen una personalidad similar, para el papel de Scott Pilgrim lo clava.
Scott Pilgrim es básicamente una historia de amor. Scott se enamora de Ramona Flowers desde el momento en que sueña con ella antes de conocerla. Por desgracia, si quiere salir con ella, antes tendrá que derrotar a sus 7 ex-novios malvados en combates al más puro estilo anime. Obviamente el argumento es surrealista pero esa mezcla entre realismo y fantasia cuaja perfectamente en este relato. Scott Pilgrim contiene muchísimas referencias sobre videojuegos, música y cultura adolescente en general, pero tanto las referencias como los gags están tratados con elegancia y un ritmo perfecto.
A mí, lo que más me ha sorprendido es su originalidad basada en la endiablada mezcla de elementos aparentemente lejanos: el mundo de la música, los rollos adolescentes, las peleas y escenas de acción, las referencias a los videojuegos y los gags surrealistas son parte de un todo sorprendentemente coherente, entretenido y muy divertido; y éso es mérito de Bryan Lee O'Malley quien supo escribir un cómic original y refrescante. Scott Pilgrim no es una película sesuda sino una agradable manera de pasar un buen rato.

viernes, 29 de octubre de 2010

Mis Historias: Low

LOW es un trabajillo que hice cuando estaba de Erasmus en Trier, Alemania. Es un diseño gráfico conceptual sobre las cosas "bajas": bajo en grasas, en cafenía, etc... Es un trabajo sencillo que no provoca grandes sentimientos. Nunca he tenido especial maña con las artes plásticas ni con el diseño gráfico, yo soy un chico de palabras. Aún así, visto que el resultado final tampoco da asco, lo voy a colgar aquí para conservarlo hasta el fin de los bits.

jueves, 28 de octubre de 2010

Señal y Ruido o cómo diferenciar lo vital de lo banal.

Señal y Ruido es un cómic escrito por mi adorado Neil Gaiman y dibujado por mi adorado Dave McKean. Aunque ambos autores me encantan, la unión de ambos suele resultar en un producto final complicado al que es difícil entrar y cuya completa comprensión aparece tras muchas lecturas. Mr. Punch y Violent Cases son buenos ejemplos de lo que digo, así como Señal y Ruido.
El cómic gira alrededor de un guionista de cine con cáncer que está escribiendo su última película, una historia sobre el supuesto apocalipsis que iba a llegar en el 999 d.C. Señal y Ruido está contando de manera extravagante, con muchas interferencias que confieren a la historia principal unas características oníricas y delirantes. Algunas de esas interferencias están puestas a propósito por los autores como las descontextualizadas páginas intermedias y otras son fruto de las reflexiones del guionista protagonista. Señal y Ruido es un cómic completo, en el que todos los elementos tienen influencias de los demás, en el que cada pequeña pieza encaja con la anterior: el título con la forma del cómic, el destino del protagonista con el de sus propios personajes, los dibujos con la trama...
Señal y Ruido no es cómic para todos pero aquellos que hayais disfrutado antes de cómics vanguardistas y atrevidos tenéis que darle una oportunidad. Los autores lo merecen.

miércoles, 27 de octubre de 2010

The Originals: o adaptando Quadrophenia

The Originals, publicado en España por Planeta DeAgostini, es un cómic corriente cuya única curiosidad es su ambientación en combinación con su trama. Este cómic de Dave Gibbons trata sobre dos amigos que quieren unirse a la banda de los Originals, una banda que está enfrentada los Guarros, y cuya historia no acaba del todo bien. La historia está ambientada en un futuro no muy lejano sin concretar pero Gibbons usa este transfondo de ciencia-ficción con poco talento. Los Originals son los Mods de la década de los 60 en Inglaterra y los Guarros son los Moteros clásicos de chupa de cuero; la única diferencia es que tanto las Scooters como las Harleys no tienen ruedas y flotan a un palmo del suelo. En realidad, la historia de The Originals no pretende adaptar Quadrophenia pero mientras lo leía no podía dejar de pensar en esta película sobre jóvenes desencatados y Mods. Esta obra en solitario de Gibbons se mantiene en pie como una narración sólida y con personajes bien perfilados pero no llega a enganchar ni a sorprender ni hace reflexionar. Tiene algún elemento curioso y cómo ya he dicho es un cómic muy bien hecho, pero le falta esa chispa que convierte en grandes obras a las historias más modestas.
Quizá si fuera inglés, conociese es periodo histórico o hubiese vivido circumstancias parecidas, The Originals me llegaría con mucha más potencia pero como no es el caso, no puedo recomendarlo.

martes, 26 de octubre de 2010

La Torre Oscura: Las Tierras Baldías

Otro tomo que hará el viaje de vuelta a la biblioteca en breve pues ya he acabado el tercer volúmen de La Torre Oscura de Stephen King. A diferencia del segundo, La Llegada de los Tres, este tomo de más de 600 páginas vuelve a centrarse en los viajes de Roland y sus compañeros a través del fantástico y extraño Mundo Medio. Sus viajes les llevan a descubrir algo más de la historia del mundo de Roland aunque, por supuesto, todavía se tratan de pequeñas hebras, retazos de información que aún no dejan ver el cuadro completo. Tengo que admitir que esperaba que en este tercer volúmen Stephen King dedicara algunas palabras a expandir el concepto del universo en un átomo que aparece al final del primer libro. Le dedican unas breves palabras pero me temo que lo resumen a un concepto más sencillo y no creo que vuelvan a retomarlo. De hecho, a pesar de la introducción de muchos personajes nuevos y algún monstruo que otro, todavía desconozco la mitología básica de Mundo Medio y La Torre Oscura. King sigue esparciendo pistas y pequeños misterios por doquier, pero todos son sutiles e inconexos por el momento.
De vez en cuando, King estira un poco algunas de las tramas en escenas de transición que apenas aportan información. Como ya he dicho en otras ocasiones, la falta de paciencia para con los segmentos menos informativos es una de mis características como lector pero tengo que admitir que de vez en cuando me encontraba saltándome un párrafo en el que King se dedica a las descripciones. Siempre me ha gustado más la acción que la descripción. Aún así, Las Tierras Baldías se lee con enorme facilidad y contiene muchas más aventuras, intriga y misterio que el anterior volúmen. En unos días empezaré el cuarto tomo: Mago y Cristal.

lunes, 25 de octubre de 2010

Rubicon: una serie diferente.

La primera temporada de Rubicon ya ha concluido en la AMC. De hecho, acabó el lunes pasado pero hasta hoy no me he asegurado de que ese fuese el final. Esta primera temporada no acaba en un bang como suele suceder con casi todas las series hoy en día y eso me dejó un poco desconcertado. Pero así es Rubicon, una serie de intriga sobre espionaje y conspiraciones en la que sólo se han disparado un par de tiros con varios episodios entre ambos. Rubicon convirtió su ritmo pausado y reflexivo en su sello de identidad, construyendo una atmósfera perfecta para que la trama se desarrollara como una lengua bífida. Además de los indispensables arcos de personajes y las tramas interiores de cada personaje, la trama principal de la serie ha estado dividida en dos desde el principio. Una de ellas, la verdadera trama principal, la investigación encubierta de Will sobre la conspiración empezó a rodar lento, muy lento, de manera que en los cuatro o cinco primeros episodios apenas sabía nada sobre la conspiración que se suponía iba a ser el espectáculo central en la arena del circo. Por otro lado, la otra trama de investigación analítica avanzaba con mucho mejor ritmo pero no tenía el mismo interés que la principal, pues era una trama tangencial, explotada para mostrarnos los entresijos de la extraña empresa donde trabajan casi todos los protagonistas; como si fuera una serie de médicos o policías. A media temporada más o menos, el ritmo de la serie fue aumentando poco a poco, con un toque exquisito, y los elementos de todas las tramas, interiores y de personaje incluidas, empezaron a encajar como piezas de Tetris que cada vez caen más rápido. Los tres últimos capítulos de Rubicon han sido muy buenos y el final de temporada sorprendente y misterioso. No he encontrado por la Red confirmación absoluta de una segunda temporada pero estoy seguro que la habrá. Rubicon ha tenido el coraje de hacer televisión a su manera, sin dejarse llevar por los ritmos y los temas imperantes en la televisión actual, sin exageraciones ni compromisos y gracias a eso ha encontrado su público; un público al que le gustan las cosas buenas.

sábado, 23 de octubre de 2010

Grandes Personajes: Concrete

Concrete es una creación de Paul Chadwick, el eje central del cómic de mismo nombre. Concrete es el nombre que adopta Ron Lithgow tras ser abducido por extraterrestres que traspasan su mente a un cuerpo enorme de piedra orgánica. Concrete, tanto la serie como el personaje, es una obra maestra del cómic.
Como en tantas otras obras que me apasionan, la grandeza de Concrete reside en la introducción de un elemento completamente fantástico en nuestro mundo real. Desde el momento en que Concrete escapa de los extraterrestres y éstos se marchan de la Tierra, no hay ningún otro elemento de ciencia-ficción a excepción del propio cuerpo de Concrete. Este nuevo cuerpo mineral tiene propiedades superheroicas como una extraordinaria fuerza y resistencia y una alta capacidad ¿pulmonar? y visual pero ninguna de sus historias son superhéroicas sino que están fuertemente ancladas a la realidad. Con el fin de explorar las posibilidades de su nuevo cuerpo, Concrete intenta escalar el Everest, cruzar el Atlántico a pie bajo el agua, ayuda a mejorar las condiciones de una granja y se convierte en el guardaespaldas de un músico famoso, entre otras. Concrete sigue siendo un ser humano en su interior, lleno de defectos, con una rica personalidad, un leve trauma por la ausencia de órganos sexuales y cuando está triste o enfadado, incapaz de llorar, vomita una sustancia ácida. Concrete es inteligente y sensible, sus reflexiones sobre el estado del mundo y de la humanidad son fantásticas y los distintos arcos argumentales abordan temas de gran interés como la fama, la ecología o la superpoblación del planeta.
En fin, Concrete es personaje genial, protagonista de grandes historias que son lectura obligatoria para cualquier amante de la buena ficción. Leer uno de los cómics de Concrete, publicados por Norma Editorial, es sorprenderse y maravillarse, no lo dejes pasar.

viernes, 22 de octubre de 2010

Mis Historias: Odio Miedo Ira

Hoy toca recuperar otra de mis viejas y experimentales historias. En ésta señalada ocasión pretendía explicar con palabras algunas poderosas emociones difíciles de definir, concretar y explicar. Sólo es otro viejo reto que, más allá de su éxito o fracaso, señala ciertos lugares comunes de la parte más negra de mi imaginario.  Aunque no creo que ése sea el objetivo, espero que os guste.


Odio

- ¡Maldita sabandija! Lo pagarás. Te deseo todos los males del mundo, que vivas muchos años llenos de dolor y sufrimiento, que llores mil lágrimas por cada una que hiciste verter. Desde el fondo de mi corazón yo te maldigo. Aprovecharé cada segundo para hacerte caer una y otra vez. Que tu ponzoñosa sangre se mezcle con el barro. Que todos los hombres se alejen de ti, que no haya nadie en el mundo que pueda amarte. Ojalá te quedes tan solo...
Quiero que pases miedo infinito, que todos te recuerden con rencor, que incluso Dios te mire con desprecio, que tu alma esté tan maldita que no merezca ni el infierno y vagues para siempre en el oscuro abismo. Quiero que vivas deseando morir, porque con toda la fuerza de mi alma, te odio.


Miedo

- ¿El miedo? ¿Quieres saber lo que es el miedo, pobre diablo? Es una leve inquietud que se arrastra lentamente. Alarga sus pútridos tentáculos y te aguijonea. Entonces solo los más fuertes pueden salvarse. Los demás ya están condenados. Como un virus oscuro se extiende por tu sangre helada. El recelo va creciendo haciendo temblar las manos. Es un monstruo que no se detiene, que te llena de negrura. El corazón empieza a latir de verdad cuando el temor ya circula por todo tu cuerpo. Con una carcajada demoníaca, el horror, ya casi seguro de su victoria avanza hacia el cerebro. Ya no sirve de nada que te agarres a algo o que cierres los ojos, si el miedo llega a la cabeza estás perdido. Los ojos te engañan, el corazón se desboca, los temblores duelen. Todo son tinieblas profundas. Un abismo se abre ante ti. Una vez estás al borde del abismo no te puedes mover, no puedes hablar, no puedes pensar. Cuando el terror es absoluto solo puedes chillar.


Ira

Es el fuego latiendo en tu pecho, lava surcando tus venas, los ojos inyectados en sangre. Es un puño cerrado, sangrando, de tanto golpear los muros. Es un grito que sale de lo más hondo del alma. Un grito poderoso. Un grito con ansías de destrucción.
La rabia te llena la mente y te ciega. La furia domina tus movimientos más primordiales y solo puedes pensar en que estás a punto de explotar. Arremetes contra dios y demonio, lanzando amenazas a los cielos. El rojo difumina todos los demás colores.
La ira te convierte en un animal. Te hace rugir, te hace llorar, te hace pegar. La ira te reduce a un ser de fuego puro que se sacude rabioso y que, para no enloquecer, lanza un grito que hace retumbar la tierra.

jueves, 21 de octubre de 2010

¿Dónde está la música?

Ayer me encontré pensando en La Serie, The Wire, y en su ausencia de música extradigética. Para los afortunados/tardones que no han tenido el placer de ver la mejor serie de la Historia, os contaré que en The Wire, la banda sonora consiste únicamente en la música que escuchan los personajes en escena. Las únicas excepciones son los cinco finales de temporada en los cuales sí que suena una canción mientras vemos un montaje del estado de las cosas. En todos los demás episodios, no hay ni una nota musical que no salga de algún aparato que vemos en pantalla. Eso quiere decir que la gran y amplia mayoría de escenas no tienen música ni banda sonora y aún así, consiguen transmitir intensas y variadas emociones al espectador. La búsqueda del realismo, de un tono casi documental para The Wire es la razón detrás de la falta de banda sonora.
Aunque últimamente no estoy muy melómano, no es que odie la música en el audiovisual, sino que me he cansado de la clásica fórmula hollywoodiense de subrayar, con migrañosa insistencia, cada una de las escenas importantes con un leitmotiv demasiado obvio. En fin, lo que me apetece ahora es fijarme en las buenas películas y series para ver cómo enfocan esta problemática musical. Luego soy tan voraz, que se me olvida todo excepto el camino de la trama, pero si quiero aprender, tengo que aprender a consumir más pausadamente y a demorarme unos instantes en aquellos detalles que brillan.

miércoles, 20 de octubre de 2010

"El Carro de Hierro" de Jason

John Arne Sæterøy, más conocido como Jason, es un autor cuyos cómics siempre están protagonizados por animales antropomórficos. "El Carro de Hierro", publicado en España por Astiberri, es una de sus primeras obras basadas en la homónima novela policíaca de Stein Riverton. Este cómic plantea el clásica "whodunnit" (Quién lo ha hecho) de las historias sobre crímenes, con su detective, el polícia inepto, el médico... La injundia de la historia en sí no está en encontrar al personaje culpable (resulta bastante obvio a partir de la mitad del cómic), ni siquiera ser espectador de alguno de los inesperados giros de la historia sino disfrutar del estilo pausado y minimalista de Jason. El cómic se estructura alrededor del clásico 2x3 con alguna viñeta doble, generalmente en medio de la página, y la narrativa de Jason es espléndida. Las escenas más "oníricas" o poéticas duran unas pocas viñetas y el tricolor ayuda a establecer el ambiente pausado. De hecho, los pocos momentos de cierta acción pierden un poco de fuelle por ese ritmo tranquilo y sosegado, pero intuyo que ésa es la intención de Jason, desmitificar la violencia a favor de la reflexión. "El Carro de Hierro" es un cómic interesante y más que adecuado para aquel lector que quiera purificarse ante la avalancha de grandilocuentes dibujos y splash pages que cuestan varios días de dibujar.

martes, 19 de octubre de 2010

La Torre Oscura: La llegada de los tres

Hace ya unos días que acabé el segundo tomo de The Dark Tower de Stephen King pero otras películas y demás asuntos me han impedido colgar el comentario hasta hoy. "La llegada de los tres" rompe un poco con lo planteado en El Pistolero, no es que se trate de otra historia u otros personajes sino que las aventuras de Roland le llevan por unos senderos completamente distintos de los del primer libro. En este segundo tomo, Roland Deschain se dedica a invocar a los tres compañeros que le ayudarán a encontrar La Torre Oscura. La peculiaridad del asunto es que los tres compañeros, profetizados por el Hombre de Negro al final de El Pistolero, provienen de nuestro mundo, el mundo real. Roland se introduce en sus cuerpos y la mayoría de sus peripecias ocurren en el mundo real a excepción de los interludios entre unos y otros que siguen sucediendo en el extraño mundo de Roland. Eso implica además, una mayor cantidad de sub-capítulos dedicados a los personajes secundarios que pueblan la trama. Ver a Roland, observar y juzgar nuestro mundo tiene su aquel y permite a Stephen King criticar, sin apenas sutileza, ciertos aspectos de nuestra sociedad que le desagradan.
Personalmente, una de mis mayores motivaciones para leer La Torre Oscura es explorar el fantástico mundo de Roland así que está invasión del mundo real no me ha dejado tan satisfecho como el primer volumen de la saga. Aún así, el libro está muy bien escrito, lleno de tensión y grandes secuencias. Además, King sigue evitando los lugares comunes y los temas manidos; ya al principio del libro, los primeros sucesos dejan al lector sorprendido y enganchado. A pesar de todo, La llegada de los tres está intimamente relacionado con El Pistolero y con el resto de la saga y aparecen muchos elementos propios de la mitología de La Torre Oscura que estoy seguro se arrastrarán hasta los siguientes tomos.
Por lo visto, el salto temático y formal entre libro y libro es una de las características de la saga de King así que habrá que seguir leyendo para ver qué es lo que nos depara.